//*pegados recientes //*pegados recientes

14 noviembre 2012

importancia de la quimica en la actualidad



Introducción.

La química es una ciencia que maravilla con los secretos de la transformación de las sustancias, mediante ella se logra la síntesis de un nuevo material y es fascinante por develar la identidad de las cosas, cualquier conocimiento humano pasa por un largo proceso de ensayo y error por esta razón es necesario enfocar este ensayo entre el pasado y el futuro.
La respuesta a la interrogante ¿Cuál es la importancia de la Química en la actualidad?, se responde con tres planteamientos generales, el presente y el futuro, lo bueno y lo malo, y la realidad y desinformación que la sociedad actual tiene frente a esta ciencia.
Estos tres temas enlazados dan claridad del porque es importante esta ciencia para el presente y futuro de la humanidad.


El pasado y el futuro de la química.

En este de milenio, la química es una ciencia muy distinta de las prácticas de los alquimistas de los siglos XV y XVI y avanza a pasos agigantados de tal suerte que poco tendrá que ver con lo que harán los químicos dentro de trescientos años.
La química en la actualidad es heredera de una tradición milenaria empeñada en develar el secreto de la transformación de las sustancias.
os alquimistas, persiguieron por más de dos mil años el sueño de convertir el plomo en oro, pero no para hacerse ricos, sino para transformar al mundo y al Universo entero. Su empeño, no fue infructuoso pues dio lugar al nacimiento de la química como ciencia.
La química moderna se consolidó a lo largo del siglo XIX y se benefició enormemente con el desarrollo de la teoría atómica a principios del siglo XX, de manera que alrededor de 1925 alcanzó su madurez y nos transformó para siempre el mundo. Para dar una idea de los cambios en estos últimos doscientos años, baste decir que a principios de 1800 los químicos conocían, cuando más 300 sustancias distintas y hoy se cuentan ya cerca de 19 millones.
En los últimos cincuenta años este número ha venido duplicándose en promedio cada trece años, de manera que si continúa esta tendencia para el año 2050 llegaremos a 300 millones de compuestos químicos diferentes y a 5 000 millones para el 2100, esto supone que solo una pequeña fracción de estas sustancias tendrá alguna utilidad práctica en la innovación de nuevos medicamentos y materiales.
La química es sin duda una de las herramientas con la que se cuenta para enfrentar los grandes problemas del siglo XXI, como pueden ser: la escasez de alimentos, la aparición de nuevas enfermedades, el agotamiento de las fuentes de energía convencionales y el deterioro del ambiente, en este sentido el trabajo de la química estará y esta íntimamente relacionado con la biología y la física, por citar un ejemplo  de relación con la biológicos es necesario el conocimiento de los fenómenos a nivel molecular y con ello realizar la síntesis de fármacos específicos para cada persona, de acuerdo a sus características genéticas particulares, y generar sustancias que controlen el funcionamiento de las células del cuerpo, la identificación de la estructura y propiedades químicas de los componentes del código genético de diversos seres vivos, incluidos los humanos, abre la puerta a la reprogramación genética como vía para corregir defectos genéticos o para desarrollar cultivos más resistentes a las plagas o a la escasez de agua.
En el caso de las propiedades físicas de las sustancias con base en su estructura atómica dará lugar al desarrollo de nuevos materiales, que revolucionarán áreas como la microelectrónica, los sistemas de almacenamiento y distribución de energía, y el control ambiental.
Los retos de la química es crear nuevas sustancias para combatir la destrucción de la capa de ozono por la acción de agentes químicos generados por los seres humanos y el calentamiento global de la Tierra, al parecer inducido por el incremento de la concentración de dióxido de carbono CO2 en la atmósfera, resultado de la quema de combustibles como el petróleo, el gas natural y el carbón. Pero no solo es la contaminación del aire también están los problemas de la alta concentración de ozono a nivel del suelo y la devastación generada por la lluvia ácida en las grandes ciudades, fenómenos provocados por las reacciones químicas que ocurren en el interior de los motores de combustión de nuestros medios de transporte.

La química entre lo bueno y malo.

Los productos resultados de los avances en la química son importantes es posible que en el futuro se sintetice un fármaco para curar el cáncer o un medicamento que controla definitivamente el desarrollo del virus que provoca el sida.
La química a cambiado el modo de vida de la humanidad con la síntesis de antibióticos, analgésicos, tranquilizantes, y hasta del famoso Viagra, con lo que la humanidad se ha beneficiado día a día.
Gracias al uso de de fertilizantes y plaguicidas desarrollados por los químicos es posible incrementar la producción de alimentos.
En la actualidad la civilización depende de muchos inventos relacionados con la química, difícilmente habría alguien dispuesto a deshacerse de la ropa que esté fabricada con alguna fibra sintética o que fuera procesada químicamente, por ejemplo el poliéster, nailon, rayón o acrilán o telas coloridas de lana, seda o algodón.
Otros usos cotidianos en la sociedad son los plásticos, los colorantes, las pinturas, los cosméticos, los aditivos alimenticios, las cerámicas
Es sabido que la química es sinónimo de contaminante, dañino o perjudicial también de de artificial y esto desacredita a la química contra lo natural.
Por lo que la químico se asocia con lo artificial y lo tóxico, como si las sustancias naturales no fueran sustancias químicas y como si todo lo natural fuera inofensivo

Realidad y desinformación.

La sociedad a adquirido odio y terror hacia lo que suena a química esto se debe a que durante muchos años la industria química mundial ha desarrollado su labor sin preocuparse demasiado por el impacto ecológico de sus actividades, en la mayoría de los casos privilegiado las ganancias económicas sobre la salud de la población sobretodo aquellas que están cerca de las planta química e industrias;
También ocultado información sobre la posible toxicidad de un producto o sobre sus efectos secundarios, se sabe de casos en los que se poner a la venta nuevos producto sin que se realicen todas las pruebas necesarias para determinar en qué condiciones es apropiado hacer uso de la sustancia.
En todos los casos se trata de sustancias químicas cuyas consecuencias del abuso, la negligencia y la avaricia son siempre desastrosas.
La desinformación a ayudado a que la sociedad adquiera una "cultura química" de la que contribuiría para  evaluar las ventajas y las desventajas de usar tal o cual producto químico, que le permita distinguir razonadamente lo dañino de lo inofensivo y reconocer los alcances y las limitaciones del trabajo de los químicos. También es cierto que si todos reconociéramos la importancia de tener conocimientos básicos de química, estaríamos mejor preparados para impedir las acciones de aquellos que quieran abusar de los productos de la química o defendernos de ellas.